28/11/2017

Código Ético

 

Nuestro Código Ético y de Conducta establece un marco ético-legal para todos las personas que desarrollan actividades para Alynea.

Establece nuestra Visión y Principios en las relaciones entre personas de la organización y con terceros, relaciones que se regirán bajo las directrices de honestidad, humildad, rigor, trabajo, talento, liderazgo e innovación para conseguir, mantener y mejorar la excelencia y sostenibilidad en nuestras actividades.

Declara que nuestra Visión y nuestros Principios  han de conducir las actividades necesarias para el cumplimiento de nuestra Misión empresarial, la de conseguir crear riqueza en sentido ámplio y de forma sostenible a través de nuestras actuaciones en el ámbito de los Inmuebles y de las Infraestructuras. Pensamos que cualquier actuación o contrato, independientemente de sus magnitudes económicas, puede contribuir a este objetivo.

Ofrece garantías de nuestra integridad comercial y competitividad,  declarando nuestra pasión por competir de forma justa y eficaz en los mercados donde ofrecemos y efectuamos nuestras operaciones. Por ello se espera que  las personas de nuestro equipo realicen sus operaciones comerciales con el fin de incrementar la reputación de Alynea.

Alynea es una organización que se mantendrá justa y honesta en sus relaciones con colaboradores, proveedores y subcontratistas, desde la selección de los mismos hasta la cancelación de los pagos, exigiendo reciprocidad en dichas relaciones.

El espíritu emprendedor de nuestras personas constituye uno de los mayores bienes de nuestra organización,  se las ha de tratar de forma justa y equitativa, recompensando en función de sus logros. De igual forma, se les ha de garantizar lo medios adecuados para la gestión de las operaciones, garantizar la libertad de asociación y la ausencia de discriminación y acoso, favoreciendo la conciliación entre la vida profesional y personal.

Alynea considera que la seguridad es un aspecto clave de su gestión, comprometiéndose a mantener unos niveles adecuados y suficientes para la prevención  y gestión de riesgos en seguridad y salud de sus personas como un requisito ineludible e imprescindible para el desarrollo de sus operaciones. Velará por las adecuadas condiciones laborales e impulsará la formación, cualificación y comunicación en esta materia también para personal externo.

En sus relaciones con el conjunto de Administraciones Públicas, declara su neutralidad política y la no financiación de partidos políticos o sus representantes.

En sus relaciones locales, intentará ser un vecino responsable y respetuoso de los derechos de los demás, especialmente con los más vulnerables.

Alynea promueve que todas sus personas adopten una actitud cuidadosa y activa en el control, gestión y minimización del impacto ambiental de nuestras actividades.

Alynea pone a disposición  de las personas de la organización sus activos, que deben ser cuidados y no utilizados para otros fines. Asimismo, la política de Alynea es la de mantener la privacidad de la información y la protección de los datos, especialmente si se emplean dispositivos electrónicos o se efectúan comunicaciones externas.

Se faculta al  Comité de Ética como responsable de impulsar en la organización la comunicación e implementación de los valores de nuestro Código Ético y de Conducta  y velar por su cumplimiento,  haciendo  partícipe de los mismos objetivos al resto de la organización, que a su vez actuará de forma análoga en sus respectivos ámbitos de competencia. Para garantizar el cumplimiento de las disposiciones, se realizarán auditorías periódicas que evaluarán sobre su correcta comunicación e implementación y se establecen mecanismos confidenciales de comunicación en buzón físico o electrónico que permiten alertar  de posibles desviaciones mediante la aportación de una documentación mínima al Comité de Ética, quien determinará, en su caso, las posibles acciones correctoras.